jueves, 24 de agosto de 2017

24 de Agosto: Despedida. Fin de la primera temporada.

Para variar he dejado las cosas a medias, podría inventarme que tengo una justificación o lo que sea, pero no es el caso. Simplemente tengo cosas mejores que hacer, resumen general:

- me gustaron las prácticas, tengo que volver.
- apenas he estudiado para los exámenes, me da un poco igual aunque se que luego me voy a arrepentir.
- trabajo, dinero, trabajo, dinero, trabajo, dinero. Es lo único en lo que pienso.
- en eso y en viajar.
- hay un proyecto nuevo gestándose, algo que me está ilusionando y que no se en que se pueda quedar, ya veremos.

Y precisamente este nuevo proyecto me ha llevado a un viaje por los orígenes de este blog. He de confesar que no empezó el día de la primera entrada depresiva, empezó muchísimo antes, publicaba por aquí cosas románticas y bonitas que algún día planeaba mostrar en plan sorpresa.

Evidentemente no fue así.

De la teoría a la práctica...

Me hace gracia leer todo lo que escribí hace ya dos años, es fácil saber lo que tienes que hacer, veo más sabiduría en mis palabras de entonces (y amargura xD) de las que probablemente vuelva a tener. Supongo que ya he mencionado varias veces el como me despersonalizo en situaciones de estrés, agobio, etc... pues recuerdo toda esa época como si la estuviera viendo de fuera, como si fuera una serie. Y es curioso, porque entonces recuerdo muy bien como deseaba que mi serie tuviera un final a lo Gossip Girl.

En fin, nuevos proyectos, nuevas ideas... y esto se va a quedar aún más aparcado. Me da bastante pena y rabia todas las cosas que voy a dejar a medio contar por aquí, pero ahora mismo estoy en esa tesitura, veo que ya es hora de saltar al mundo adulto, así que voy a concluir este post con algo que le he escrito esta tarde a mi querida excompi de piso, que este año volverá a ser compidepiso.

"Antes pensaba termino la carrera y me voy fuera a trabajar, pero ni siquiera me planteaba de que podría trabajar, era algo ahí sin forma concisa, un trabajo el que sea y ya está, pero a lo largo de este año me he dado cuenta de que yo quiero vivir en Málaga, lo siento mi casa, tiene cosas que me traen malos recuerdos pero es donde quiero vivir, donde esta/estará la gente que aprecio y dónde quiero un futuro. Las cosas están como están en el trabajo y eso ya lo sabemos todos, no sirve de nada repetirlo más veces, entonces me queda un año, como mucho dos, para tener a mis padres pagándome el alquiler, el tiempo justo para hacer las practicas que sea, coger la experiencia que pueda y que dios me ayude para que cuando el tiempo de descuento paterno se acabe pueda seguir por mi cuenta"

PD: Dos años para superar una ruptura. Nos vemos en la segunda temporada :P

miércoles, 16 de agosto de 2017

20 de Junio: Practicum est bonum (III)

Entre unas cosas y otras me he olvidado de todo lo que me preocupaba, llevo unas doce horas sin que me tiemble el párpado, vamos progresando.

En fin, el señor agobiante de ayer no era tan agobiante, la verdad. Me hizo hasta gracia cuando me dijo que los del departamento eran unos aprovechados. Estaba llamando a uno de sus estudiantes cuando apareció por allí para recoger su título...

Después volví a mi departamento, vinieron a buscarme, vaya. Me daban las notas de los Eramus y tenía que buscar en la base de datos su universidad, sacar la carpeta que van a mandar por correo, meter dentro los papeles de los alumnos, dar salida, fotocopiar y meter en otra carpeta. Nada del otro mundo. Pues me lié un poco, porque resulta que hay universidades que tienen varios alumnos, y hay que dar salida a todos a la vez, no solo con el primero. Y como aún no habían cerrado las actas (las cierran hoy) pues no estaban todos. Nada que no tenga solución, así que todo guay.

Hoy volvemos al nada que hacer nada más llegar, y eso que llegué un rato tarde, pero bueno.

Al rato ya si me mandó algo, escanear y enviar unos correos adjuntando los tratados de asignaturas (tratados, jijiji, como se nota que noche vi juego de tronos) y nada más. Pues también se lió, porque el escaner se atascó y tuve que pedir ayuda, siete minutos, los siete minutos más largos desde que estoy aquí.

Al final se solucionó, pero no todo estaba listo. Unos papeles se habían mezclado con otros, así que tuve que volver a escanear... puede que la haya liado un poco, al final solo he mandado un correo, y me he venido al Departamento de Misterios a dar certificados, porque ya había gente en la puerta.

Había dos en concreto, una madre con sus dos hijos, muy simpática por cierto, que venía a recoger los papeles de otra persona. Pero no sabían ni fecha ni turno ni ná, me han ayudado a buscar pero solo lo hemos encontrando cuando sabían los dos datos relevantes. Hasta el hijo pequeño ha ayudado a buscar. Y mientras la mujer dando tema de conversación (el tiempo, que tampoco es que sea... pero oyes, el detalle se agradece)

Después otra chica a por los papeles de otra persona, después me he puesto y ordenado los títulos que no son de aptis por apellidos, que me sentía mal de tenerlos desordenados. Y había uno doble, un tal Sebastián, con un sobresaliente, no se si es que ha hecho dos cursos o que...

Más gente... justo se ha dado la casualidad de que ha venido uno a recoger el título del que decía antes, que tenía dos títulos. No creo que haya hecho dos cursos, porque el que se ha llevado el papel lo ha flipado como yo de que tuviera dos.

Más gente... y ha venido una tía muy graciosa, que traía un montón de papelitos para recoger su título. Le digo que trae más de la cuenta, que solo necesito la fecha y el dni, y me da la tarjeta de crédito, y se descojona porque esas cosas le suelen pasar. Venía con el novio, pero vaya, que m'enamorao.

Han vuelto a venir preguntando por el tal Josh, les he dicho que pregunten a mis jefes, porque me sabe mal que ya sea el segundo día que vienen y no esté nada más que esta pringada que no sabe nada.

He celebrado el párpado demasiado pronto, ya ha vuelto a temblar.

Uhm, también he cogido ya la confianza o algo, porque estoy comiendo galletas mientras no hago nada. Oh, y otra cosa, ayer a última hora me dijeron que la señora chunga ya tenía su certificado y que les había dicho que la disculparan conmigo, que se había puesto muy nerviosa. Es un consuelo (ejem)

Y ha vuelto la chica que me ha gustado, preguntando por el wifi, pero no he podido ayudarle. Y es que no se porqué, pero no hay ningún papel con contraseña ni con nada, solo se puede siendo usuario.

Acabo de fijarme en un papel que hay en el escritorio en el que estoy sentada, creo que no buscan a un tal Josh, sino a un tal Joss.

Ha venido una que supongo que es de aquí, por las confianzas que se toma, preguntando por el jefe del departamento (digo jefe, pero eso es porque es quien me trajo aquí, porque me parece que jefes aquí pocos, la gente hace lo que le sale) y que no está, que se han ido los dos a la vez.  Venía a preguntar algo pero yo ni idea, claro, y me dice que no me preocupe. Que bien sienta que te digan esas cosas tío.

Los teléfonos no paran de sonar, os lo juro, una cosa increíble. Y ha vuelto el de ayer, el hombre algo pesado, a ver si yo tenía las llaves de no se dónde... que gracioso, como si yo tuviera algo aquí. Me pregunta si han venido buscándole y le he dicho que no se quien es, así que no sé si han venido, ya se ha presentado y le he dicho lo del tal Joss, y al parecer ayer si que estaba... pero no aquí, y yo no sé quien es ni nada. Espero que la cosa por ahí no se líe demasiado, no quiero marrones.

A quien tú le digas lo feliz que me hace entregar los certificados... es como que me siento útil o algo así, y es fácil de hacer, y ves a la gente contenta con su título. Satisfactorio, esa es la palabra.

Como soy una vaga, les pido a la gente que pongan ellos la fecha, ya que se agachan a firmar pues no les cuesta nada. Y nadie sabe que día es, en serio, todos preguntan que día es.

También viene gente preguntando para apuntarse a los cursos de idiomas y claro, yo no tengo ni idea, así que les doy un posit con el número, para que llamen. Esta parte es la que menos me gusta, porque ahora por ejemplo se acaba de ir una chica que tenía pinta de querer mejorar su inglés para mejorar su futuro y esas cosas (historias que me monto probablemente, porque no tenía pinta de conocer la universidad y ya me imagino que de carrera poco) y le doy el número sabiendo que probablemente no le contesten... pero es que paso de liarme a dejar posits con números de gente apuntados, que luego me regañen o cualquier cosa. Paranoias.

Ha venido otra chica que me ha hecho mucha gracia, porque no se creía del todo que tuviera el b1 y la ves tan contenta explicándotelo y tal, que te pega la sonrisa. I'M HAPPY :D

Faltan 45 minutos para terminar aquí hoy, y llevo ya un rato sin hacer nada. Me da sueño. Así que nada, también hay momentos de ridículo, en esas estaba cuando viene una a pedir el certificado de italiano y no me enteré porque estaba muerta de sueño.

Se anima la cosa cuando viene una que trabaja aquí en frente (aunque en frente no tengo ninguna puerta) viene a recoger el certificado de su hijo, pero no trae el DNI. Le digo que al ser del hijo es el DNI y la autorización, pero es que el hijo es menor de edad. Eh... jejeje, eso no me lo han explicado, así que supongo que no, no hará falta autorización. Mañana se pasará, porque de todas formas necesito el DNI.

Me estoy cogiendo yo mucha confianza, porque le digo a la gente que los papeles todos en su secretaría y tal y cual, y realmente no estoy segura, pero bueno. Les doy el teléfono y ale, que tengan suerte. Me preocupa en verdad que luego me pueda caer una bronca o algo, pero tampoco demasiado, total...

Hay unas hablando en la calle de títulos de inglés y de completar la carrera y de tal y de pascual, pero no han entrado ni han preguntado ni nada, así que supongo que no vienen aquí, pero vamos... que llevan ahí un rato, no se que esperan.